martes, 11 de septiembre de 2012

LA PSORIASIS




ETIMOLOGIA


                            

CONCEPTO
Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que produce lesiones escamosas engrosadas e inflamadas, con una amplia variabilidad clínica y evolutiva. No es contagiosa, aunque sí puede ser hereditaria, es más probable que la hereden los hombres que las mujeres.
Puede afectar a cualquier parte de la piel, frecuentemente a las zonas de codos, rodillas, cuero cabelludo, abdomen y espalda. No es raro que produzca afectación de las uñas.
  En ocasiones produce complicaciones como la artritis psoriásica.
Se estima que entre un 1 y un 3% de la población sufre de psoriasis Si bien puede aparecer a cualquier edad, suele hacerlo entre los 15 y los 35 años, con un pico máximo de incidencia en la segunda década. Afecta por igual a ambos sexos, aunque es más precoz en mujeres y en personas con antecedentes familiares. Por otro lado, no existe relación entre psoriasis y cáncer de piel (no maligniza).
Podemos afirmar que la psoriasis es de carácter hereditario, es fácil encontrar en una misma familia varias personas afectadas por este mal. Esto sucede porque la psoriasis es una enfermedad de tipo Poli genérica como la diabetes y la vitiliginis, entre otras, lo que sucede en estos casos es que la enfermedad no se encuentra en un solo gen sino en muchos más y al haber pequeñas modificaciones en dichos genes hace que la persona esté más predispuesta a contraer estas patologías. Por ende, podemos señalar que la psoriasis es una enfermedad de familiaridad.
Muchos se preguntan si esta enfermedad es contagiosa, bueno podemos afirmar que no lo es, no se va a contraer psoriasis con tener contacto con la piel infectada. Ya dijimos antes que es una enfermedad de carácter hereditario pero muchos afirman que además de la predisposición genética otros factores influirían para contraerla. Se manifiesta entre los 15 y 35 años, pero hay casos en dónde ésta puede aparecer en la infancia o en la tercera edad. Si no es de forma genética.




TIPOS O CLASIFICACION

Placa
La psoriasis de la placa es la forma más típica de la enfermedad, cuatro de cinco personas tienen este tipo de psoriasis. Una " placa " es el nombre usado para describir las formaciones bien definidas de la piel roja, levantada, y la palabra " lesión " también se utiliza comúnmente. El nombre técnico para la psoriasis en placas es "psoriasis vulgaris".
La acumulación blanca escamosa, plateada encima de las placas se llama escama; se compone de las células muertas de la piel. Esta escama esta casi suelta y se desprende constantemente de las placas. La piel afectada con psoriasis es generalmente muy seca, otros posibles síntomas incluyen agrietamiento, dolor de la piel, comezón (itching).
Guttate (gota a gota)
La psoriasis de Guttate se asemeja a gotas pequeñas, rojas, individuales en la piel (la palabra guttate viene del significado latino " gota "). Estas lesiones aparecen generalmente en el tronco y los miembros, y a veces en el cuero cabelludo, y no están agrupadas densamente y no escaman como la psoriasis en placas. La psoriasis Guttate comienza a menudo en la niñez o en la pubertad, y puede ser accionado por una infección.



Inversa
La psoriasis inversa, también llamado psoriasis Flexural, se presenta en las axilas, ingle, bajo los pechos y en otros dobleces de la piel alrededor de los órganos genitales y de las nalgas. Este tipo de la enfermedad se presenta como áreas lisas, piel seca, áreas rojas e inflamadas, pero no tienen la escama asociado a la psoriasis en placas.
La psoriasis inversa está relacionada a la irritación por frotamiento y a reblandecerse debido a su localización en dobleces de la piel y áreas blandas y húmedas. Es muy común y molesto en la gente gorda.
Erythrodermic (enrojecimiento de la piel)
La psoriasis de Eritrodermica es una forma determinada de "psoriasis inflamatoria" que afecta a menudo la mayoría de la superficie del cuerpo. Es la forma menos común de la enfermedad. Aparece muy comúnmente en la gente que tiene psoriasis inestable en placas, donde las lesiones no se definen claramente.
La forma Eritrodermica de psoriasis es caracterizada por el enrojecimiento constante, extenso, y ardiente de la piel. La eritrodermia (enrojecimiento) y la exfoliación (vertimiento) de la piel son acompañados a menudo por comezón (itching) y dolores severos de la piel. La hinchazón puede también convertirse.

Pustulosa Generalizada
Se llaman las áreas del cuerpo amplias extendidas por psoriasis pustulosa. El primer médico que lo describió la psoriasis pustulosa en los años 1900 fue Von Zumbusch. En esta forma relativamente rara de la enfermedad, las áreas extensas de la piel enrojecida (erythema) se transforma, y de desarrolla, la piel blanda, Pústulas, ampollas de pus no infecciosa y puede cambiar y aparecer como piel seca, y puede ser aguda y dolorosa y después reaparece la piel banda y pustulosa por varios días.

Pustulosa Localizada
Las pústulas del psoriasis se puede, encontrar en áreas localizadas. Determinadas como las manos o los pies. La forma llamada el pustulosa "palmo - plantar" (PPP) es caracterizada por (pústulas hasta el 5 centímetro, o solo de 5 milímetros) se presentan pústulas grandes en áreas carnudas de manos y de pies, tales como la base del pulgar y de las caras de los talones. Las pústulas aparecen sobrepuestas a través de placas enrojecidas de la piel, después se convierten a marrón y después se descascaran.
Otra forma rara se llama acropustulosis (o las series continuas del acrodermatitis de Hallopeau). En este tipo, las lesiones de piel se presentan en los extremos de los dedos y a veces en las puntas. Las lesiones pueden ser dolorosas y que invalidan, con deformidades en la uña y, en casos severos, cambios en el huesos.
Como medir la severidad de Psoriasis
Psoriasis se divide en tres grados de severidad: suave, moderado y severo. Cerca de 75 % a 80 % de gente con psoriasis se considera que tienen la enfermedad suave, y cerca de 20 % al 25% tienen psoriasis moderada a psoriasis severa. Estas categorías son útiles para seleccionar qué tratamientos pueden ser apropiados para los pacientes con psoriasis.
La medida física de severidad se basa en cuánta piel en el cuerpo esta afectada por psoriasis. Como regla general de medida, la palma de la mano representa 1% por ciento de la superficie del cuerpo.
La severidad puede también valorarse, en cómo la psoriasis afecta la calidad de la vida de una persona. Si la psoriasis cubre solamente un área pequeña pero es bastante seria para invalidarla: por ejemplo, una psoriasis severa en las manos o los pies, se podría considerar un caso severo de la enfermedad. Aunque no cubra más del 10% del área del cuerpo.
Psoriasis Suave
Consideran a la gente con psoriasis con menos de 2% de su cuerpo, tener un caso suave. Generalmente, las lesiones aisladas del psoriasis se encuentran en las rodillas, los codos, el cuero cabelludo y las manos y los pies. Los tratamientos tópicos, incluyendo cremas hidratantes y cremas, ungüentos y champúes, son generalmente suficientes para mantener el psoriasis controlada.

Psoriasis Moderado
La psoriasis moderado se define cuando esta afectado entre 2% y 10% de la superficie del cuerpo. La psoriasis puede aparecer en los brazos, las piernas, torso, el cuero cabelludo y otras áreas. Las terapias apropiadas incluyen tratamientos tópicos, foto terapia y tratamientos orales o sistemicos, dependiendo de la localización y del fragmento de piel afectado por psoriasis y de otros factores individuales.
Psoriasis Severa
La Psoriasis que cubre más del 10% del cuerpo se considera severo. Las áreas extensas de la piel se pueden cubrir con las placas o las pústulas de la psoriasis, o la Eritrodermica extensa. Puede causar la peladura severa de la piel. La gente con psoriasis severa es más probable que desarrollar artritis psoriatica. Los tratamientos de gran alcance, incluyen medicaciones, fototerapia, orales, sistemicos o internos o una combinación de todos éstos, son generalmente necesarios para manejar la psoriasis severa.







CAUSAS
La causa de la psoriasis es una velocidad anormalmente alta de mitosis en las células epidérmicas que se pueden relacionar con una sustancia transportada en la sangre, un defecto en el sistema inmune. Se cree que no tiene una causa única, sino multifactorial, en individuos con predisposición genética a padecerla, puede ser desencadenada o exacerbada por diversos factores ambientales.
Desde el nacimiento se presenta el mal escrito en el DNA (código genético) si existiese alguna susceptibilidad a tenerla en un futuro, pero las lesiones cutáneas se presentan en el individuo cuando éste está en estado de estrés, lo que implica que el sujeto posee varias toxinas actuando en su cuerpo pero que no se manifiestan en forma visible en el cuerpo.

Las lesiones de la psoriasis son indicadores que avisan el nivel de toxinas que el cuerpo tiene, si están elevadas y necesitan tratamiento, o si son escasas. Estas toxinas pueden provenir de diversos lugares y por diferentes causas: por una alimentación poco saludable, de los líquidos que ingerimos, del aire que se encuentra en el medio ambiente, de diversos tipos de estados mentales, etc. En el último caso, debemos decir que el estado psicológico del individuo debe ser el mejor ante esta enfermedad ya que este mal es de una índole negativa porque al progresar las lesiones cutáneas, se reducen, se alteran y nacen unas nuevas, un ciclo que parece no terminar nunca por eso tiene una alta influencia en el estado anímico de los pacientes. También existen factores que perjudican a las personas que contrajeron esta enfermedad, como el sobrepeso o el exceso de alcohol, en muchos casos agravan el estado actual. Al no tener un origen definido, la psoriasis sigue siendo investigada, y muchos de los avances que se produjeron fueron debido a estudios relacionados con el cáncer, no se ha encontrado una cura definitiva, pero los tratamientos existentes son muy efectivos a la hora de blanquear las manchas de la piel, haciendo que éstas desaparezcan por mucho tiempo, inclusive años.








SINTOMAS
  • Traumatismos: Es muy frecuente que los pacientes psoriásicos presenten el fenómeno de Koebner, y las lesiones aparezcan en piel inicialmente sana que recibe un traumatismo, rasguño, etc., tras un «periodo de incubación» de entre 3 y 18 días.
  • Infecciones: Es común que 2 o 3 semanas tras una infección de vías aéreas superiores por estreptococos betahemolíticos se desencadene un brote de psoriasis, sobre todo del tipo en gotas.
  • Fármacos: Tratamientos como las sales de litio, betabloqueantes, antimaláricos o Aines pueden exacerbar o agravar la psoriasis.
  • Factores psicológicos: Aunque no se asocia a ningún trastorno de la personalidad, el estrés emocional puede desencadenar o agravar la psoriasis.
  • Factores climáticos: Los climas fríos se asocian a empeoramientos de la enfermedad, y los calurosos a la mejora. En general, los pacientes mejoran con la exposición al sol; sólo entre el 5 y el 10% presentan psoriasis fotosensibles.
  • Factores metabólicos: La hipocalcemia y la ingesta excesiva de alcohol empeoran la enfermedad.
  • Factores endocrinos: No está clara la relación, aunque se evidencian picos de máxima incidencia en la pubertad y la menopausia, mejora con el embarazo y empeora tras el parto.









CONSECUENCIAS
Lesiones en la piel, acompañada por picores y descamación, son características de la psoriasis, una dolencia de la piel que sufren unos 40.000 vascos y que en el mundo afecta al 2% de la población. "Sólo pedimos compresión y respeto", reclaman en el Día Mundial de la Psoriasis.
. "La psoriasis no mata, pero puede arruinar la vida de las personas que la padecen. Muchos enfermos luchan cada día contra el rechazo social que sufren, sobre todo, en una sociedad donde lo que prima es la belleza, el aspecto externo", reconoce Mercedes Garaikoetxea, presidenta de la Asociación vasca de Afectados de esta enfermedad.
¿La psoriasis es una dolencia que está infravalorada?
Sí. Sus síntomas pueden no llegar a ser graves -lesiones enrojecidas, escamosas e inflamadas que pueden producir picor- pero sí ocasionan grandes perjuicios. Además, en los casos más severos de la enfermedad, a calidad de vida de las personas que la padecen se ve mermada. ¿Qué tópicos infundados suelen atribuirse a esta enfermedad?
La psoriasis no es sólo una enfermedad de la piel, sino un problema del sistema inmunológico propio por lo que en ningún caso puede contagiar a otras personas. Es necesario que la sociedad entienda que no se contagia, que no tiene ningún peligro para ellos y que el aceptarlo y el saber lo que la gente sufre ayuda de forma muy importante a la recuperación de los pacientes.
¿En quién se manifiesta más frecuentemente la psoriasis?
Por igual en ambos sexos, más frecuentemente en personas jóvenes, con una edad media de aparición, que además tiene un gran impacto emocional, pues entre los efectos descritos figuran el sentimiento de vergüenza, depresión, ansiedad y preocupación por la evolución de la enfermedad.
¿Cree que los afectados sufren como una suerte de estigma social?
Además de las molestias, lo peor, según nos cuentan los afectados en la Asociación, es cómo les miran algunas personas por la calle. Las emociones de rechazo que tienen se van agravando con las formas moderadas y graves de la enfermedad. El desconocimiento que existe sobre esta dolencia hace que estos enfermos sean mirados mal. La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica, de base genética y no contagiosa. El rechazo social influye de manera decisiva en la vida del paciente.
¿Estos enfermos se sienten condicionados por la opinión que tienen los demás de ellos?
Suelen tener problemas de autoestima que se incrementan por el desconocimiento que tiene la sociedad sobre la enfermedad. Un porcentaje elevado de personas creen todavía que la psoriasis se puede contagiar. Ello hace que quienes sufren psoriasis perciban temores infundados y rechazo social.
Además de los problemas de salud que acarrea, los pacientes sufren también problemas en el trabajo si la tienen en lugares visibles, como las manos o la cara
En los casos graves de la dolencia, la repercusión es a todos los niveles; afecta a su vida laboral, pero también a la vida sexual y de pareja. Los afectados suelen anticiparse rechazo. Porque al que le han dado una vez un chasco en la playa, igual no vuelve. Y eso que el sol es uno de los mejores tratamientos. A muchas personas afectadas les han pedido que se vayan de una piscina, por ejemplo. Muchos enfermos ya no van a un vestuario por tener que cambiarse de ropa ante personas. A algunos les cuesta incluso aceptar relaciones nuevas. Hay que luchar contra esto, explicar que no es una enfermedad contagiosa.
¿La sociedad juega algún papel para normalizar esta dolencia?
Puede lograr la estabilidad emocional del paciente y su integración plena. Mucha veces es la propia persona afectada de psoriasis quien se inhibe y no se da la oportunidad de establecer nuevas relaciones. Piensa que por su aspecto físico van a ser rechazados.
¿La psoriasis tiene un componente genético?
Algunas personas con psoriasis tienen una predisposición genética a padecerla y se puede desencadenar o no según las circunstancias. Pero, en muchísimos casos no es hereditaria. Algunos factores que la desatan pueden ser los traumáticos, algunos medicamentos, cambios hormonales, sobrepeso o el estrés.
En los últimos años han aparecido muchos tratamientos nuevos
En la última década ha habido un cambio muy importante en los tratamientos contra la psoriasis. Han salido más productos que en los 30 años anteriores y hay una nueva línea que son los tratamientos biológicos, que en lugar de atacar los síntomas van a interceder en el proceso de fabricación de la piel
¿Son conscientes de que la terapia es para toda la vida? ¿La cumplen?
Al ser una enfermedad crónica, el tratamiento deberá ser de por vida. Lo que ocurre es que muchos pacientes se cansan y dejan la terapia. Sin embargo, tienen que tener claro que sin la constancia el tratamiento no será efectivo. También es cierto que más del 70% de las personas afectadas por la dolencia dice estar descontento con su tratamiento y considera que no se le proporciona una terapia eficaz.
¿Esperan que la investigación genética encuentre una solución a la psoriasis, si no una cura?
Las esperanzas las tenemos depositadas en la investigación genética. Esperamos que dé con un producto más cercano a nosotros, como se ha encontrado la insulina para los diabéticos. Sabemos que es difícil de investigar, porque es una enfermedad multigénica, en la que están implicados muchos genes distintos. Confiamos que encuentren un producto que equilibre el cuerpo para que deje de producir células de más.

¿Cuál es el objetivo que persiguen las Asociaciones de Afectados en el Día Mundial de la Psoriasis, que se celebró ayer?
La finalidad de estos días es dar a conocer la enfermedad; que la sociedad disponga de información sobre ella. Solamente de este modo conseguiremos eliminar el rechazo social que provocan las personas con psoriasis en fases agudas. Hablando de la psoriasis lograremos desterrar los falsos mitos que giran en torno a la enfermedad y que tanto daño psicológico provoca entre quienes la padecen. Un impacto que suele ser peor que los propios brotes de la patología.






TRATAMIENTO
El curso crónico y la dificultad del tratamiento de la enfermedad, hacen que sea importante una buena relación médico-paciente, para conseguir un buen entendimiento. Es importante comprender que la curación sólo es parcial. El tratamiento siempre debe ser individualizado, según el patrón de presentación y la gravedad de los síntomas, y sin olvidar las circunstancias personales, socioeconómicas, laborales, psicológicas y familiares de cada paciente.
Medidas generales
El conocimiento de la forma en que los factores ambientales afectan a los pacientes permite establecer una serie de medidas que mejorarán (aunque levemente) la calidad de vida del paciente.
  1. Tomar el sol (con moderación y evitando las horas centrales del día), ya que los rayos ultravioleta tienen acción antinflamatoria.
  2. Tomar baños en el mar, debido a que los iones y sales que contiene el agua de mar presentan propiedades positivas para la piel. También son útiles los baños en lodo.
  3. Dejar al aire las heridas.
  4. Los productos hidratantes ayudan a mitigar los efectos de sequedad e irritación con los que cursa la psoriasis. No curan la psoriasis, sólo palían sus síntomas.
Además se debe realizar hidratación tomando agua, y utilizando cremas para la hidratación de la piel. Especialmente cremas naturales de caléndula o avena, las cuales recuperan en parte la resequedad que esta enfermedad presenta.
Se debe evitar todas las carnes grasosas como la de cerdo, adoptando una dieta rica en vegetales, frutas y legumbres y evitando el alcohol y el tabaco. Evitar también el estrés en la medida de lo posible.
Tratamientos tópicos
Consiste en la aplicación directa de productos sobre la piel. Aunque tienen menos efectos secundarios que los tratamientos sistémicos, su eficiencia también es menor. Es por ello que se reservan para pacientes con formas más leves de la enfermedad, en general con menos de un 25% de la superficie corporal afectada. Existen numerosas opciones disponibles:
Psoriasis en el cuero cabelludo.
Las propiedades del aloe vera, son especialmente aptas para aliviar los síntomas de psoriasis y contribuir a la regeneración de los tejidos de la zona afectada. Por una parte, el uso tópico de aloe vera ayuda a calmar la picazón, gracias a las antraquinonas contenidas en esta planta. Además, el acido crisofánico, presente en el gel de aloe vera, es muy utilizado en tratamientos de psoriasis, como así también la lignina y otras sustancias que también contiene.
Los primeros son hidratantes del estrato córneo de la piel, mientras que los segundos eliminan el exceso de escamas. Están contraindicados en la psoriasis invertida (en los pliegues corporales).


Estructura química de la vitamina D3.
Potente medicamento reductor, derivado de la crisarobina y utilizado sobre todo en la psoriasis vulgar. Puede administrarse de dos formas: siguiendo el método de Ingram, con dosis bajas de 0,05 a 0,5%; o por contacto breve, por aplicación directa en concentraciones del 0,5 al 5% durante un máximo de 30 minutos diarios. Sus inconvenientes son su capacidad irritante (por lo que no se puede utilizar en el rostro y los pliegues), y que deja una pigmentación pasajera en la piel.
Tienen acción anti proliferativa sobre los queratinocitos. Los más usados son el calcitriol (derivado natural de la vitamina D), el calcipotriol y el tacalcitol, con la misma acción que la vitamina D3, pero con un 10% de sus efectos hipercalcemiantes. Estos efectos contraindican otro uso que no sea el tópico. También son irritantes, por lo que no conviene usarlos en la cara y los pliegues. Existen preparados que también contienen corticoides.
Entre los derivados de la vitamina A, se utiliza sobre todo el tazaroteno, un retinoide de tercera generación. Se usan concentraciones entre 0,05 y 0,1%, en forma de gel. Su eficacia se asemeja a la de los análogos de la vitamina D.
Descripción: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/e/ec/Aloe_vera_bush.jpg/200px-Aloe_vera_bush.jpg
Descripción: http://bits.wikimedia.org/static-1.20wmf10/skins/common/images/magnify-clip.png
Arbusto de Aloe vera, con propiedades emolientes debido a su contenido en mucílago.
Se recomienda su uso durante cortos periodos de tiempo, y sólo en pacientes con psoriasis leves que no han respondido a otros tratamientos, o para localizaciones más delicadas, como la cara, el cuero cabelludo, los pliegues cutáneos o los genitales. Deben retirarse de forma gradual para evitar un rebrote de la enfermedad. Es importante vigilar la aparición de efectos secundarios, especialmente cuando se aplica en curas oclusivas.
Sus efectos antimitóticos, antinflamatorios y anti pruriginosos son eficaces, aunque no tanto como el ditranol o los corticoides. Por ello, por su fuerte olor y por lo incómodo que resulta en tratamiento (manchas en la ropa, etc.) su uso está cada vez menos extendido.
  • Tratamientos naturales.
Existen derivados naturales, que por su efecto hidratante pueden aliviar los síntomas de la psoriasis. Algunos ejemplos son el aloe vera, la pita o el aceite de rosa mosqueta. Otro ejemplo de terapia natural clásica es la raíz del traidor, también llamada raíz del diablo, por su propiedad de teñir el agua de rojo. Habitualmente se le han adjudicado propiedades curativas y paliativas para diferentes patologías cutáneas (eczemas, micosis, acné, hemorroides, grietas, varices o herpes, entre otras).
Hipertermia de contacto
La hipertermia de contacto tiene un efecto positivo sobre las placas psoriásicas. Aplicada junto con pomadas con salicilatos, ha demostrado tener resultados muy notables, tanto en las placas psoriásicas, como en el bienestar general del paciente. Las placas se hidratan y retroceden lentamente. Se trata de un tratamiento lento, en función de la extensión de la psoriasis en el paciente.


Fototerapia
La fototerapia consiste en la utilización de radiaciones electromagnéticas no ionizantes, especialmente del espectro ultravioleta B (UVB) y A (UVA). En general es un tratamiento bastante efectivo, salvo en las formas pustulosas y eritrodérmica.
Sin embargo, no es recomendable usar tratamientos prolongados, pues aumenta la incidencia de cáncer de piel, sobre todo del cáncer escamoso y el melanoma.
Consiste en el uso de dosis crecientes de UVB. Los más empleados son los de banda estrecha (longitud de onda de 311 nanómetros), más eficaces y menos dañinos que los de amplio espectro. Este tratamiento está indicado en las placas crónicas de psoriasis que no responden al tratamiento tópico, y para la psoriasis en gotas.
Se utilizan las radiaciones asociadas a fármacos. La pauta más clásica es la denominada PUVA, que asocia psoralenos tópicos o por vía oral.
Otra opción es la combinación de luz UVB con alquitrán o antralina, tal como se menciona en el apartado anterior.
 Tratamientos sistémicos
Incluye todos los tratamientos que se suministran por vías orales o inyectadas, y que actúan sobre todo el organismo. Suelen presentar mayores efectos secundarios que los tratamientos tópicos, por lo que se reservan para casos de psoriasis graves, incapacitantes, resistentes al tratamiento, y para las formas eritrodérmica y pustulosas. No se recomienda el uso de corticoides orales, debido a que pueden provocar un brote de psoriasis pustulosa mortal.
Este fármaco citostático es muy eficaz, especialmente en el caso de la artritis psoriásica. Se administra en dosis de tres dosis semanales de 2,5 a 5 miligramos separadas por intervalos de 12 horas. Esta pauta de administración es la que menos efectos adversos presenta, de los cuales los más importantes son la toxicidad medular y hepática. Existen autores que recomiendan la práctica de una biopsia hepática al llegar a la dosis acumulativa de 1,5 gramos, a partir de la cual se considera que existe riesgo de cirrosis hepáticas. Por otro lado, no se debe olvidar que este fármaco presenta múltiples interacciones.
Es un retinoide que se utiliza a dosis de 0,25 a 1 miligramo por kilo y día, durante un periodo de 3 a 4 meses. Al ser teratógeno (es decir, puede causar alteraciones en el feto), es recomendable la toma de anticonceptivos orales durante el tratamiento y hasta dos años después de su finalización. Otros posibles efectos secundarios son el desarrollo de queilitis, xerosis y la elevación de los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre.
Este fármaco se utiliza para inhibir a los linfocitos T CD4 activados. Se comienza con dosis de 4 miligramos por kilo y día, y a las doce semanas se revalúa al paciente. Si la respuesta no es satisfactoria, se puede aumentar la dosis progresivamente hasta un máximo de 5 miligramos por kilo y día.
Por sus efectos adversos, es necesario controlar de cerca la función renal y la tensión arterial. También interacciona con muchos fármacos, si bien no presenta toxicidad aguda como el metotrexato.
En la actualidad se está investigando el uso de inmunosupresores para el tratamiento de la psoriasis, como el tacrolimus y los derivados de la ascomizina. El etanercept , inhibidor del -α, ha sido aprobado en Estados Unidos para la artritis psoriásica.Al igual que el Efalizumab (Raptiva), todos estos anticuerpos monoclonales padecen en general de los mismos efectos adversos, entre los que se cuentan infecciones graves, tuberculosis, candidiasis sistémicas, etc. De hecho el 19/02/2009 la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) recomendó suspenderla comercialización de Efalizumab (Raptiva) debido a que los riesgos, incluyendo el de sufrir leuco encefalopatía multifocal progresiva (LMP) y otros, superan a los posibles beneficios.
Otros tratamientos en desarrollo están enfocados contra el TNF-α y otras citosinas inflamatorias, así como a inhibir la activación de linfocitos T y su destino. Entre ellos destacan el anticuerpo monoclonal antiCD4 (que destruye los linfocitos T CD4+) o el conjugado -toxina diftérica, pero de momento se reservan para casos muy graves. Como resultado de distintos estudios la FDA y la EMEA otorgaron la aprobación de Adalimumab para el tratamiento de la psoriasis crónica en placa de intensidad moderada a grave en pacientes adultos, que no hayan respondido o que tengan una contraindicación o presenten intolerancia a otra terapia sistémica, incluyendo a la ciclosporina, metotrexato o PUVA. Tal como lo demuestran dichos estudios, el tratamiento con adalimumab también puede reducir los signos y síntomas de la artritis activa en pacientes con artritis psoriásica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada